¿Qué es el GreenWashing?

El concepto Greenwashing, es un término en inglés (“Green” significa “verde” + “washing” significa “lavado”) utilizado para la práctica de ciertas compañías para vender sus productos como respetuosos del medio ambiente sin cumplir esos criterios.


Las empresas de moda basadas en el fast fashion, apuestan por la renovación constante de modelos y diseños, la creación masiva de stock.


¿Cómo reconocer el GreenWashing?

  • Lenguaje ambiguo en el que no muestra claramente certificados ecológicos.
  • Las “subempresas”. Muchas empresas grandes tienen otra empresa con diferente nombre en la que sí cumplen con todos los certificados. Tras esa pequeña marca se esconde una multinacional que no tiene nada de sostenible.
  • El “catálogo sostenible”, al igual que el anterior ejemplo, hay muchas empresas o marcas grandes que venden parte de su catálogo sostenible, pero el resto, por supuesto, no.  Es una forma de disfrazar la falta de ética y valores en la producción de la mayoría de sus productos.
  • Mentiras. En muchos casos directamente ofrecen al cliente datos falsos. Hay que estar atentx.
  • Tecnicismos. Apelan a términos difíciles de entender para no explicar el origen de las prendas.
  • Trabajadores. Las condiciones laborales de sus trabajadores no son dignas, y normalmente producen en países en vías de desarrollo.
  • Irrelevancia: una empresa afirma de no utilizar un material o determinadas prácticas cuando ya desde hace mucho tiempo se han declarado ilegales.

El GreenWashing en la moda


Un informe de La Comisión Europea concluye que el 24% de las páginas de moda no cumplen los criterios medioambientales que dicen tener sus productos.

Esto significa que una gran cantidad de marcas que venden sus productos como sostenibles, y que todxs conocemos NO lo son.


La moda tiene muchos retos que afrontar en los próximos años, pero uno de ellos, es  sin duda, que los procesos de producción y los productos finales sean 100% sostenibles.


Esto conlleva mucho trabajo, y una gran inversión económica, por lo que muchas marcas deciden apostar por el camino fácil y de dudosa ética: el GreenWashing.


Un ejemplo claro de GreenWashing en la moda que seguro que todxs conocemos es la colección de pijamas de algodón orgánicos de Primark.

¿Creeis que de verdad se preocupan por el medioambiente cuando el resto de sus productos no están hechos de tejidos orgánicos?


¿Cómo saber si una marca es sostenible?

Podéis fijaros como ejemplo en nuestra marca, Dos Nómadas Shop.


  • Certificados reconocidos en el mundo de la moda
  • Especificación de todo el proceso de producción, y por supuesto, que este sea sostenible.
  • Las condiciones laborales de sus trabajadores son dignas y basadas en el comercio justo.
  • Tejidos fabricados con el mínimo impacto medioambiental.
  • El ritmo de producción es bajo y no producen stock sobrante.

Dejar un comentario